Desde el Concilio Vaticano II nuestra Congregación ha estado en un continuo proceso de renovación. Los sucesivos capítulos (reuniones de la congregación) a partir de la primera conferencia espiritual en 1982, reconocieron que: “El Espíritu ha estado invitándonos a marchar a un nuevo ritmo y nos llamaba a través de la visión bellamente expresada en los estatutos de la Constitución y los documentos de las Asambleas”. Este proceso de renovación continúa en nosotros hoy.

Después del 2002 nuestra Congregación fue significativamente reestructurada. Las direcciones de ese tiempo incluían: “Transformar mentes y corazones”, “facilitar nueva vida en la misión y el ministerio” y “promover la vida religiosa profética”. En abril del 2013, después de haber visitado a grupos de hermanos en todo el mundo, el Equipo de Liderazgo Congregacional promulgó la última versión de “la propuesta”. El documento conforma la base del proceso de renovación que nosotros llamamos Nuestro Camino Hacia el Futuro. El Capítulo Congregacional del 2014 (máxima autoridad de la Congregación), reconoció y asumió a Nuestro Camino Hacia el Futuro como nuestro sendero de renovación para toda la Congregación.

El motivo ilustrador del Capítulo Congregacional fue la imagen de Moisés y la zarza ardiente con la frase: Atraídos por el Misterio, destinados a la Vida.

Como Moisés, los delegados del Capítulo reconocieron que en verdad estuvimos sobre tierra santa, que siempre hemos estado de pie en tierra santa, y al centro del concreto que nos rodea, “nuestro hogar se convirtió en cenizas”, sabíamos que estamos siendo invitados nuevamente por Dios para cambiar nuestras vidas así como cambió todo en la vida de Moisés, cambió como resultado del encuentro con el Misterio.

Documento del Capítulo de Nairobi – 2014

Nuestro Camino hacia el Futuro se basa en tres objetivos: comprometerse a una búsqueda espiritual de Dios en los acontecimientos cotidianos de la vida, formar comunidades vibrantes y cohesionadas y comprometerse con las personas pobres de una manera que se empodere a la gente relegada a vivir en los márgenes de nuestra sociedad.

La búsqueda espiritual
Como Hermanos nos comprometemos a buscar un Dios que está dentro de nosotros y dentro de toda la creación. Reconocemos que este Dios no puede definirse en términos simples y, sin embargo, este Dios es una realidad que abrazamos con fe y esperanza. Reconocemos que el Dios de Jesucristo es también el Dios de Buda, Vishna y tiene muchas otras encarnaciones. A medida que nos acercamos a este Dios, también nos acercamos a todas las espiritualidades que buscan el mismo Dios.

Comunidades Vibrantes y Cohesivas
La palabra “hermano” es una palabra relacional. Reconoce la importancia de los otros, dándose cuenta de que sólo crecemos cuando en las relaciones con los demás. A medida que nos comprometemos a formar comunidades, nos comprometemos a alcanzar el amor mutuo de una manera que se está transformando para todos los involucrados. En un mundo desgarrado por la guerra y los conflictos, el llamado a crear comunidades vibrantes y cohesionadas no podría ser más claro.

Con los más pobres
Cuando Edmundo Rice miró por la ventana de su cómoda casa, vio a niños desamparados afuera, jugando y luchando y sin ninguna esperanza de superar su pobreza. Así pues, él salió de su casa y comenzó a dedicar su vida a la gente hecha pobre. Hoy en día, los Hermanos Cristianos quieren reavivar su visión al llegar a las personas pobres, y comprometerse con ellos de una manera que les permita levantarse de su pobreza.

El Capítulo de Nairobi respaldó plenamente Nuestro camino al futuro como el acceso a una transformación radical de la congregación. Los Hermanos demostraron entusiasmo e interés de adoptar las ocho invitaciones de Nairobi pero durante el Capítulo reconocieron que los pasos concretos en esa dirección implican el nacimiento de un modelo de vida religiosa cuyo costo es la muerte del viejo modelo.

Los hermanos en la Región han aceptado el reto de vivir de manera más plena y tomando en cuenta la invitación del Capítulo de Nairobi, dentro de las comunidades.

Cada año, los líderes locales se organizan con su comunidad para redactar un plan anual de formación, que incluyen todas las áreas planteadas por la propuesta del nuevo proyecto.

El año pasado, 2016, dos hermanos: Séan Di Figlia y Carlos Fitzsimmons, asumieron el reto de vivir en una comunidad inserta en un barrio marginal en la costa norte del Perú. Ahí los hermanos se han comprometido con la parroquia, participan plenamente de las actividades de la comunidad local y junto con estudiantes y profesores voluntarios del Colegio Mundo Mejor, ofrecen apoyo escolar y clases de arte a niños del barrio.

Nuevo Horizonte es un barrio con profundas carencias y los hermanos experimentan la vida de los más pobres, a diario.

Nuevo Horizonte, un barrio en medio del desierto

El Equipo de Apoyo de Transición (TST) está formado por siete Hermanos Cristianos que han sido nombrados por el Equipo de Liderazgo de la Congregación (CLT) para establecer veinte nuevas comunidades en el mundo en desarrollo.

  • El Hno. Sunil Britto es de la India y ha pasado muchos años enseñando en las escuelas de los Hermanos Cristianos en la India, particularmente en Gujarat y Shillong. Él era el líder comunitario de la comunidad en Shillong antes de ser nombrado para el TST.
  • El Hno. David Gibson es de Irlanda. Fue miembro del Equipo de Liderazgo de la Congregación en Roma y antes fue Líder de la Provincia en Irlanda. Vivió diez años en Roma, enseñando en Marcantonio Colonna.
  • El Hno. Francis Hall es de Inglaterra. Francis fue miembro del Equipo de Liderazgo de la Congregación en Roma. Anteriormente estuvo involucrado en el Equipo de Renovación de la Congregación que viajó por toda la Congregación para promover la espiritualidad de los Hermanos.
  • El Hno. Donal Kirk es de Irlanda y ha pasado treinta y cinco años en Zambia, tiempo durante el cual enseñó en nuestras escuelas. Fue miembro del Equipo de Liderazgo del Distrito de Zambia y ha ofrecido muchos talleres sobre varios aspectos de la vida religiosa.
  • El Hno. Declan Power de Irlanda trabajó durante diez años en Sudán antes de regresar a Irlanda para asumir varias funciones como maestro y líder de la comunidad. Él estuvo en el Board de Misean Cara por algunos años.
  • El Hno. Ruvan Rebello es de la India y ha pasado algunos años trabajando entre los pobres rurales de la India en Meghalaya y Arunachal. Recientemente hizo su Profesión Final como miembro de los Hermanos Cristianos.
  • El Hno. Chris Meehl es de Australia. Tiene mucha experiencia en la formación y en equipos de liderazgo. Luego de ser elegido para el equipo del TST, fue escogido para ser parte del Equipo de Liderazgo de la Provincia de Oceanía, sin embargo volvió a ser parte del TST.

El TST fue nombrado en 2014 después de que el Equipo de Liderazgo Congregacional se embarcó en un proceso de reflexión sobre la espiritualidad de los Hermanos Cristianos y después de haber desarrollado una nueva visión para los Hermanos. El ELC invitó a los miembros de la Congregación a descubrir a un Dios más grande, más grande que los confines de nuestras creencias tradicionales. A medida que comenzaron a explorar esta nueva espiritualidad, pudieron ver que la gente pobre necesitaba estar en el corazón de sus preocupaciones. Esto llevó a la formación del TST y la creación de Nuestro Camino hacia el Futuro.

La estructura del proyecto Nuestro Camino Hacia El Futuro es la creación de cinco comunidades, donde una de ellas actúa como la base de las otras cuatro. La comunidad central está al centro de las cuatro comunidades, que no se mantienen a más de medio día de viaje.

En cada comunidad, vivirán cinco hermanos. Teniendo un total de 25 hermanos en un grupo de comunidades. Estas comunidades deberán estar ubicadas en lugares donde sea necesaria la presencia de los hermanos para empoderar a la gente más pobre.

El primer grupo de comunidades se estableció en Zambia en el 2015. Los hermanos elegidos para vivir en esas comunidades pasaron por un proceso de selección, primero y después, por un proceso de preparación e inmersión.

Las comunidades están ubicadas en pueblos cerca de Lusaka. Los pueblos son: Luampa, Limulunga, Moyo, Mongu y Senanga. Estos pueblos son principalmente agrícolas y muy pobres. Los hermanos acompañan a la gente en sus proyectos y actividades.

Luampa, a 18 kilómetros de Lusaka. En la foto, hermanos con la familia del jefe del pueblo.

El TST anunció que el segundo grupo de comunidades estaría en la India. Después de muchas conversaciones con los Hermanos de la Provincia de la India y de un diálogo muy alentador con el Equipo de Liderazgo, se pensó que la India sería ideal para el establecimiento del segundo grupo. Muchos hermanos en la India están dispuestos a participar en el establecimiento de un grupo de comunidades viviendo de acuerdo al proyecto Nuestro Camino Hacia El Futuro, y confían en que estarán dispuestos a participar en esta nueva iniciativa.

No hay duda de que hay muchas necesidades que los Hermanos pueden ayudar a las personas a entrar en un proceso de participación comunitaria. Ya muchos hermanos en la India tienen una buena experiencia de trabajar con personas marginadas y están entusiasmados con la creación de este nuevo grupo de comunidades.

Actualmente el programa de orientación ha comenzado, durará 14 semanas. Hasta ahora hay 18 hermanos, de la India y de Kenia. El lugar está ubicado en el Centro Pastoral de Shillong, al noreste.